1 DINOSAURIO EN 3 ACTOS
 
Mis aficiones
1 DINOSAURIO EN 3 ACTOS
Album de fotos
Mis enlaces favoritos
UNA VEZ MÁS GRACIAS POR VISITAR A 1 DINOSAURIO EN 3 ACTOS.
1 DINOSAURIO EN 3 ACTOS
 
Imagen
 
imagen
Cuánto tiempo dominaron la Tierra los dinosaurios: los dinosaurios vivieron en la Tierra durante unos 160 millones de años, un periodo extraordinariamente largo teniendo en cuenta que los seres humanos existen desde hace sólo 3 millones de años.

La Tierra cambiante: desde la formación de la Tierra, el planeta ha cambiado mucho. Las masas de tierra firme, los mares y el clima se modificaron, al igual que los animales y las plantas. Incluso los dinosaurios. Durante el tiempo que dominaron la Tierra evolucionaron muchas especies distintas.

Qué es un fósil: los fósiles son los restos o las huellas de animales y plantas que se han conservado en las rocas. Con frecuencia sólo quedan las partes duras del animal, como dientes y huesos; el resto se ha descompuesto. Pero incluso cuando no queda nada de un ser vivo, puede que haya dejado la silueta exacta de su cuerpo impresa en la roca. A veces un animal imprimía una huella al caminar sobre barro o arena; una sola huella es todo lo que queda de un animal que abultaba lo mismo que cuatro coches. Los fósiles pueden tardar millones de años en formarse.

Cómo se convierte en fósil un dinosaurio: 1) cuando un dinosaurio moría, su cuerpo podía caer o ser arrastrado hasta un río; 2) el cadáver se depositaba en el fondo del río y la carne se descomponía; 3) con el tiempo, el esqueleto quedaba enterrado en el lodo, y los minerales del agua se filtraban en los huesos. A lo largo de millones de años, el lodo se convirtió en roca, y el esqueleto del dinosaurio en fósil, y 4) millones de años más tarde descendió el nivel del mar. El viento y la lluvia desgastaron la roca, dejando al descubierto el fósil.

Detectives de fósiles: los científicos que estudian los fósiles se llaman paleontólogos. Su trabajo puede ser difícil, porque los huesos fósiles están a menudo diseminados; sólo muy de vez en cuando se conserva un esqueleto entero en la roca. Los paleontólogos identifican los huesos fósiles, los extraen del terreno, los ordenan como un rompecabezas y determinan su antigüedad. En los museos de historia natural puede contemplarse el resultado de sus esfuerzos; allí se exhiben los dinosaurios reconstruidos.

Excremento de dinosaurio: los huesos y los dientes fósiles no son las únicas pistas que dejaron esos colosos del pasado. También se han encontrado algunas huellas que imprimieron los dinosaurios hace millones de años y las marcas de su piel escamosa sobre el barro. Algunos de los fósiles más notables hallados son de excremento de dinosaurios. Los científicos trituran hasta convertir en polvo las deposiciones fósiles de los dinosaurios, llamados coprolitos, para descubrir qué comían esos animales.

Ahora ponemos a su dispocición un listado de los diferentes tipos de dinosaurios que existieron:

Albertosaurus:Se le puso Albertosaurus por Alberta, Canadá, donde alguna vez caminó por los deltas del área que hoy se llama Red Deer River. Pertenecía a la misma familia que el Tyrannosaurus Rex y, al igual que su primo mayor, era un temible predador comedor de carne. Como los Tyrannosaurus, también tenían costillas en su estómago, para proteger sus órganos internos.

Allosaurus: Con una gran mandíbula y dientes como cuchillos, el Allosaurus fue uno de los más grandes y temibles carnívoros. Usaba las fuertes garras de sus manos de tres dedos, para sujetar y despedazar a su presa. Fue uno de los depredadores más comunes del período jurásico tardío en la región conocida hoy como Norteamérica.

Anchisaurus: El anchisaurus fue miembro del primer grupo de dinosaurios, los prosauropods. Estos dinosaurios eran parientes del gigante herbívoro sauropods. Por cierto, muchas de las características del sauropods pueden verse en el anchisaurus, como una larga cola muscular, un alargado cuerpo con forma de barril, un cuello extenso y una cabeza relativamente pequeña. Este dinosaurio de cinco dedos y su primo prosauropod fueron los primeros dinosaurios en alimentarse de árboles altos además de pequeñas plantas y arbustos.

Ankylosaurus: Cuando el Ankylosaurus movía su pesada cola, los otros dinosaurios se arrancaban. Su cola fue una impresionante arma formada por dos grandes bolas de hueso forradas por gruesa piel. También tenía gruesos cachos en el resto de su cuerpo para protegerse.

Apatosaurus: A pesar que crecía más de 70 pies de largo y pesaba más de treinta toneladas, el Apatosaurus era un dinosaurio gentil y pacífico. Comía toneladas de hojas cada día. Sus dientes eran pequeños y débiles y los científicos piensan que tragaba piedras para moler el alimento dentro de su estómago.

Archaeopteryx: El descubrimiento del Archaeopteryx generó muchas preguntas. A diferencia de otros animales de ese tiempo, este tenía plumas. ¿Fue acaso el primer pájaro? Algunos expertos dicen que sí. Otros, basados en su similitud con los pequeños dinosaurios carnívoros, sostienen que fue sólo un dinosaurio con plumas. La mayoría piensa que fue el eslabón entre dinosaurios y pájaros. Sabemos que tenía el porte de un cuervo, con un cerebro y ojos grandes, y plumas y huesos similares a los pájaros de hoy.

Archelon: Imagínate una tortuga de treinta pies de largo. La tortuga gigante Cretaceous, Archelon, vivió en la misma época que los dinosaurios. Las tortugas son uno de los más antiguos reptiles que aún sobreviven y han cambiado muy poco a través de los siglos. Tenía aletas gigantes para empujar su cuerpo enorme en el agua.

Barosaurus: Imagínate un cuello de treinta pies de largo. Este dinosaurio incluso pudo haberse levantado sujetándose en su patas traseras y balanceándose con su larga cola, para lograr llegar aún más alto. Pesaba más que diez elefantes y necesitaba comer enormes cantidades de vegetales para satisfacer su tremendo apetito.

Baryonyx: "Garras" es el sobrenombre de este dinosaurio. Fue desenterrado en Inglaterra en 1980 y es uno de los ejemplos más completos de un terapod encontrado en Inglaterra en el siglo XX. Los científicos especulan que este dinosaurio de extraña apariencia pudo haber usado sus poderosas garras, brazos y sus mandíbulas de cocodrilo para despedazar sus presas.

Bien gigantes: ¿Te asustan los animales de muchas patas que se arrastran?. Hace millones de años, ¡estas criaturas eran cien veces más grandes que sus descendientes de hoy!.

Brachiosaurus: Este dinosaurio tenía el porte de un edificio de cuatro pisos y pesaba más de cincuenta toneladas. Su cuello largo, al igual que las jirafas, le permitía buscar comida en las hojas más altas de los árboles. Un humano apenas le llegaría a la rodilla.

Brontosaurus: No obstante su esqueleto se encuentra en muchos museos y aparece ilustrado en varios libros, este dinosaurio nunca existió. En el siglo XIX ante la urgencia de encontrar dinosaurios americanos, un profesor llamado Othniel Charles Marsh describió un dinosaurio llamado Apatosaurio ("lagartija engañosa") en 1877 y un dinosaurio que pensó que era diferente y que llamó Brontosaurus.

Camarasaurus: Fue uno de los sauropods más comunes de Norte América. El nombre Camarasaurio significa "lagarto con cavidades", que hace referencia a las cavidades que existían en su columna. Estas cavidades le ayudaban a reducir el peso de sus huesos. A pesar de ser uno de los sauropods más pequeños, llegaba a pesar más que tres elefantes.

Cearadactylus: Sus alas medían más de cuatro metros. Su cuerpo compacto y bien balanceado le permitía volar con facilidad y acechar a sus presas desde el aire. Su largo pico estaba lleno de dientes curvos que le impedían cerrarlo completamente, permitiéndole así asegurar a sus presas entre los dientes y que, a la vez, el agua escurriera fuera de su boca.

Centrosaurus: Mira su imagen y adivina por qué se llama Centrosaurio o "lagarto de punta afilada". Medía 6 metros y se le conoció también por otros nombres como Monoclonio y Eucentrosaurio.

Ceratosaurus: El Ceratosaurio o "lagarto bocina" era similar al allosaurio, pero medía solo la mitad que este último. Su nombre se origina en una protuberancia en su nariz que probablemente no era una bocina, sino una pequeña cresta cubierta de piel. A diferencia de los therapods, que tenían tres dedos o sólo dos, el Ceratosaurio tenía cuatro dedos en cada mano.

Coelacanth: Este es el fósil viviente más famoso. Tiene su origen 345 millones de años atrás. Vivió en la época de los dinosaurios. Los expertos pensaron que había muerto junto con los dinosaurios, hasta que un ejemplar vivo fue encontrado en Sudáfrica en 1938. Desde entonces varios han sido fotografiados y capturados.

Coelophysis: No todos los dinosaurios carnívoros eran gigantes. Dinosaurios veloces y livianos como el Coelophysis estaban bien diseñados para cazar otros dinosaurios más chicos, lagartos e insectos. A pesar de medir sólo diez pies de largo de cola a cabeza y pesar 60 libras, tenía afilados dientes y garras y era un ágil cazador.

Compsognatus: Este dinosaurio era tan pequeño como un gallo. Medía tan solo 60 centímetros de cabeza a cola. Es uno de los dinosaurios adultos más pequeños que se han encontrado. Pero no te engañes, su porte no significaba que fuera pacifico, por el contrario era carnívoro y usaba su velocidad, garras y afilados dientes para cazar insectos, lagartos y sapos.

Corythosaurus: Setenta y cinco a sesenta millones de años atrás, un gran número de hadrosaurios corrían por las tierras de Norteamérica y Asia. Los hadrosaurios son famosos por la rara forma de sus cabezas. El Corythosaurio no es una excepción, con su cresta redonda como un plato. Dado que las evidencias fósiles indican que tubos nasales cruzaban estas crestas, algunos científicos especulan que la cresta pudo haber sido un resonador para amplificar sus llamadas.

Cynognathus: Este reptil del porte de un lobo que vivió 250 millones de años atrás, pudo haber tenido piel y sangre caliente como un mamífero. Tenía dientes y extremidades de mamífero, pero la posición de su mandíbula y huesos de las orejas lo hacen clasificar como un reptil.

Chasmosaurus: Cuando el Chasmosaurio bajaba su cabeza, los demás dinosaurios probablemente se asustaban mucho por su espectacular cuello que constituía una coraza de más de dos metros, es decir casi la mitad del porte total de este dinosaurio. La coraza tenía una estructura ósea larga en la mitad, con dos espacios abiertos en cada lado bajo su piel.

Deinonychus: El sobrenombre de este dinosaurio es "garra terrible", por la mortal garra curva en el segundo dedo de cada pata. Su descubrimiento fue una gran revolución, ya que hasta esa fecha se pensaba que los dinosaurios eran grandes, lentos y torpes. Sin embargo, este espécimen demostró lo contrario: era un dinosaurio rápido, ágil e inteligente cazador.

Deinosuchus: Probablemente el pariente más grande del cocodrilo moderno que jamás haya vivido fue este espécimen, que se escurría en pantanos de agua dulce a la caza de dinosaurios y otras criaturas prehistóricas. Los expertos estiman que medían casi 15 metros, lo que no ha podido probarse ya que solo se ha encontrado su cráneo que sólo medía 6 pulgadas de largo.

Dilophosaurus: Apareció 200 millones de años atrás. Medía seis metros de largo y tenía fuertes piernas y una larga cola. Sus mandíbulas eran más delicadas que la de la mayoría de los otros dinosaurios, lo que lleva a pensar que más que un depredador era un animal de rapiña.

Dimorphodon: Los paleontólogos no están de acuerdo sobre si el Dimorphodon pasaba o no mucho tiempo en el aire. Este pterosaurio tenía una cabeza grande y un cuerpo robusto.

Dimetrodon: Este reptil vivió antes que los dinosaurios. Era carnívoro con dientes afilados y un esqueleto pesado. Probablemente usaba la larga cresta de su lomo para controlar la temperatura de su cuerpo de sangre fría.

Dinosaurio: Los dinosaurios carnívoros se diferenciaban en cuanto tamaño, pero todos se parecían bastante al Tyrannosaurus rex. En cambio los herbívoros evolucionaron en grupos de aspecto muy diferente.
Tsintaosaurus. El grupo de dinosaurios hadrosauros tenía pico como los patos y un tocado de aspectos extraño.
Triceratops. Este dinosaurio es un ceratópsido, un dinosaurio con cuernos en la cabeza.
Kentrosaurus. Los stegosauros como el kentrosaurus eran fácilmente reconocibles por las filas de placas espinosas que tenían en la espalda.

Diplodocus: Este enorme dinosaurio media 26 metros y tenía un enorme cuello que parecía culebra. Imagínate que era más grande que una cancha de baloncesto.

Dravidosaurus: Es un pariente del Kentrosaurio y Stegosaurio pero, a diferencia de éstos, vivió en India luego que los otros estegosauros se extinguieron. Cuando recién se descubrió se pensó que sus aletas debieron ubicarse en forma plana sobre su espalda, al igual que las tejas de un tejado. Ahora se piensa que estas placas o aletas se ubicaban en forma erecta sobre la espalda y actuaban como pequeños radiadores para regular la temperatura de su cuerpo.

Dromiceiomimus: Se cree que fue uno de los dinosaurios más rápidos. Dado su pequeño porte y su alto nivel de actividad se piensa que pudo tener sangre caliente.

Dryosaurus: Cuando era atacado por un depredador o amenazado por un dinosaurio herbívoro gigante, probablemente usaba sus largas patas para arrancar. Tenía cinco dedos en sus pequeñas manos y tres dedos en cada una de sus patas. Fue uno de los dinosaurios más pequeños del período jurásico.

Edmontosaurus: Este dinosaurio es famoso por haber tenido varios cientos de dientes con forma de diamante, formando amplías superficies de mascado en su boca. También tenía pómulos como los caballos y vacas. Fue uno de los últimos dinosaurios del período cretáceo tardío.

Elasmosaurus: No se conoce ningún dinosaurio que haya vivido en el mar. En la misma época que los dinosaurios gobernaban la tierra, en el mar gobernaban enormes reptiles marinos como el Elasmosaurio. Era un tipo de plesiosaurio de cuello largo o reptil nadador. Su cabeza era pequeña y tenía dientes afilados. Se alimentaba de peces.

Eryops: Fue un anfibio prehistórico que cazaba probablemente en agua y tierra.
Eudimorphodon: Usaba su larga cola para balancear su cuerpo de reptil cuando volaba. La extremidad de la cola, de forma de diamante, la usaba para mantenerse en rumbo durante el vuelo. Este pterosaurio o reptil volador tenía un cuello corto y piernas traseras similares a aquellas de dinosaurios.

Euoplocephalus: Como todos los ankylosaurios, estaba cubierto con cachos y espinas para protegerse de los depredadores. Si su cuerpo no era suficiente para disuadir a un atacante, probablemente usaba su poderosa cola para pegar un fuerte golpe al enemigo.

Felino: Los mamíferos grandes, como los lobos y los felinos salvajes, aparecieron millones de años después de que hubieran desaparecido los dinosaurios. Nuestros registros fósiles muestran que aparecieron hace aproximadamente 35 millones de años y se mantuvieron hasta hace unos 10.000. Son los antepasados de los felinos actuales. Este smilodon tenía aproximadamente el mismo tamaño que los leopardos de hoy.

Gallimimus: No todos los dinosaurios eran lentos y grandes. Este fue uno de los más grandes dinosaurios avestruz. Se parecía más a un ave no voladora que a un reptil. Era veloz, de patas largas, cuerpo liviano y cuello y cola balanceada.

Herrerasaurus: Fue uno de los primeros dinosaurios de la era de los dinosaurios. Vivió más de doscientos millones de años atrás. Este pequeño dinosaurio de Sudamérica fue un muy primitivo carnívoro de dos patas.
Heterodontosaurus: Fue uno de los primeros dinosaurios de la era de los dinosaurios. Vivió más de doscientos millones de años atrás. Este pequeño dinosaurio de Sudamérica fue un muy primitivo carnívoro de dos patas.

Hypsilophodon: Era un pequeño herbívoro cuyos fósiles se encontraron en Inglaterra hace más de un siglo. Apareció cerca de 150 millones de años atrás y murió junto a los últimos dinosaurios hace 65 millones de años. Se le compara con la gacela moderna.

Ichthyosaurus: No era un dinosaurio, sino un reptil nadador que vivía en el mar. Como otros reptiles, respiraba aire, por lo que frecuentemente tenía que subir a la superficie a respirar. Se han encontrado muchos fósiles, siendo uno de los reptiles marinos más conocidos de la era de los dinosaurios.

Iguanodon: Fue el primer dinosaurio que se identificó. De acuerdo a la leyenda, en 1820 Mary Ann Mantell descubrió unos dientes gigantes en una piedra y se los entregó a su marido Gideon, un médico inglés y coleccionista de piedra. Luego de mucho estudio, los Mantell concluyeron que los dientes debieron de haber pertenecidos a un enorme reptil. Lo llamaron Iguanodón, que quiere decir diente de iguana.

Kentrosaurus: Es un pariente de Stegosaurio. Sólo se han encontrado sus restos en Tendaguru, en Tanzania. Si sus múltiples espinas no eran suficiente para asustar a sus enemigos, tenía un par extra de espinas sobre sus piernas traseras.

Kronosaurus: Fue un enorme pliosaurio encontrado en Australia. Con más de 12 metros de largo, si se hubiere podido parar en su cola, fácilmente llegaría al quinto piso de un edificio. Su enorme boca estaba llena de afilados dientes que le permitían atrapar con facilidad a casi todos los demás animales marinos. Usaba sus enormes aletas para impulsarse en el agua.

Leaellynasaura: Pat Vicker-Rich y Tom Rich, quienes descubrieron los huesos de este dinosaurio en Australia, lo nombraron "Lagarto de Leaellyn" en honor a su hija Leaellyn. Fue un pequeño herbívoro con grandes ojos para ver en la oscuridad del invierno, ya que en esa época, 110 millones de años atrás, Australia se encontraba dentro del Círculo Antártico.

Lesothosaurus: Fue un ágil y delgado herbívoro que corría sobre sus dos patas traseras. El color rojo de las rocas donde se encontró este dinosaurio, lleva a pensar que vivió en un clima cálido y seco hace 200 millones de años. Algunos científicos piensan que pudo haber descansado durante las estaciones secas, cuando la comida era escasa.

Macroplata: Volaba en el agua como un pingüino. Fue un pliosaurio carnívoro que vivió durante el temprano período jurásico. Tenía cuatro poderosas aletas que movía hacia arriba y abajo, acelerando su cuerpo a través de las olas. Habían muchos durante la era de los dinosaurios, pero desaparecieron junto con éstos al final del periodo cretáceo cerca de 65 millones de años atrás.

Maiasaura: Algunos dinosaurios pudieron abandonar sus huevos. Sin embargo los expertos piensan que una mamá Maiasaurio cuidaba a sus hijos aún después de que rompían el cascarón. Se descubrió una verdadera sala cuna de estos dinosaurios, con muchos nidos y cada uno con más de 19 huevos. Estaban en grupos separados nueve metros unos de otros, esto es, el porte de un Maiasaurio adulto. Esto indica que probablemente anidaban en colonias para cuidar a sus pequeños. De aquí su nombre que significa "lagarto buena madre".

Mamenchisaurus: Imagínate un dinosaurio que podía mirar por la ventana de un quinto piso de un edificio. Eso no habría sido muy difícil para este enorme y lento dinosaurio. Con pocos elementos para defenderse, salvo su enorme tamaño, debió de haber parecido como una enorme montaña de carne para los hambrientos carnívoros.

Massospondylus: En sus días, este prosauropod fue un gigante entre los dinosaurios. Aunque este reptil de cinco dedos vivió cerca de cincuenta años antes de sus parientes, los sauropods, tiene muchas similitudes con aquellos gigantes herbívoros. Tenía un cuello largo y una cabeza pequeña, una larga y poderosa cola y un abultado cuerpo con forma de barril. Como la mayoría de los herbívoros, pasaba la mayor parte del tiempo caminando en sus cuatro patas y solo ocasionalmente se paraba en las patas traseras para comer.

Megalosaurus: Tiene una historia un tanto confusa. No sólo sus restos han sido confundidos con otros dinosaurios. Incluso uno de sus huesos se pensó que era de un hombre gigante. Estos errores son entendibles si se piensa que fue descrito en 1824, antes que los científicos siquiera supieran que los dinosaurios habían existido.

Minmi: Cuando se desenterró en 1964 fue el primer ankylosaurio descubierto en Australia. Fue un pequeño dinosaurio de tan solo dos metros de largo. Llama la atención que tenía pequeños platos de hueso en su parte de abajo y en el lomo.

Mosasaurus: Llegó a medir más de nueve metros y tenía una boca similar a la de un cocodrilo. No era un dinosaurio, sino que un tipo de lagarto perfectamente adaptado para nadar en el mar con aletas en lugar de patas. Como otros lagartos, debía volver a la tierra para depositar sus huevos.

Moschops: Llegó a medir más de nueve metros y tenía una boca similar a la de un cocodrilo. No era un dinosaurio, sino que un tipo de lagarto perfectamente adaptado para nadar en el mar con aletas en lugar de patas. Como otros lagartos, debía volver a la tierra para depositar sus huevos.

Muraeonosaurus: Dado que tenían pulmones llenos de aire, plesiosaurios como el Muraeonosaurio podían fácilmente flotar sobre el agua, pero les era difícil bucear bajo el agua. Necesitaban de peso para poder sumergirse y mantenerse bajo el agua, por lo que tragaban piedras, al igual que los cocodrilos de hoy.

Mussaurus: Mucha gente piensa equivocadamente que los dinosaurios eran todos gigantes. Los había en todos los portes y formas. El Mussaurio era tan pequeño que su nombre significa "lagarto ratón". Este dinosaurio de menos de 10 pulgadas de cola a nariz, fue encontrado en un nido junto a huevos de dinosaurio, por lo que los científicos piensan que era un bebe prosauropod, un temprano herbívoro que crecía hasta casi dos metros.

Muttaburrasaurus: Su rara nariz le da una extraña apariencia. Es el fósil de dinosaurio más completo que se haya encontrado hasta el momento en Australia y perteneció al mismo grupo de Iguanodon, otro famoso dinosaurio.

Mamíferos: Los grandes mamíferos como el bisonte, los lobos o los osos de las cavernas, no aparecieron hasta la Edad de Hielo, muchos millones de años después de que los dinosaurios estuvieran extintos. Los descendientes de estos animales están todavía entre nosotros.

Pajaros: Muchos científicos especializados en dinosaurios creen que éstos no desaparecieron del todo y que hoy siguen volando sus descendientes ¡los pájaros!. Algunos dicen que esta criatura, llamada archaeopteryx es un dinosaurio alado; otros piensan que fue el primer pájaro. El archaeopteryx fue contemporáneo de los últimos dinosaurios.

Reptil: N ingún dinosaurio podía volar, pero los reptiles gigantes de alas correosas podían aletear en el cielo mientras los dinosaurios dominaban en el suelo. ¡El quetzalcoatlus, el pterosauro más grande, tenía el tamaño de un avión pequeño!.

Tiranosaurio :El Tyrannosaurus Rex era el dinosaurio carnívoro más grande que se ha descubierto. Medía 15 metros desde la punta de la boca de dientes afilados hasta el extremo de su cola musculosa.



imagen
Como ya hemos visto mucha información y estamos hasta el gorro pensamos en algo divertido esperamos que les guste o que sea de su agrado:
 
PRIMER ACTO: UN DINOSAURIO CON SU BOLDA DE RESISTOL.
SEGUNDO ACTO: EL MISMO DINOSAURIO INYECTANDOSE HEROINA.
TERCER ACTO: EL MISMO DINOSAURIO INALANDO COCAINA.

¿ CÓMO SE LLAMO LA OBRA ?...





DI NO A LAS DROGAS.
imagen
Escríbeme
Me interesa tu opinión
imagen